Arroz para el desayuno

Hoy os traemos una propuesta diferente para implantar arroz en tu dieta cotidiana, el arroz como ingrediente principal del desayuno. El arroz puede funcionar muy bien por la mañana y darnos una buena inyección de energía y un aporte de hidratos de carbono importante para aguantar el ritmo de trabajo matutino. Si te gusta comer arroz a mediodía, anímate a tomarlo también para desayunar, descubrirás los beneficios que puede aportarte.

Arroz desayuno

De las cinco ingestas de alimentos que debemos hacer al día, el desayuno es una de las más importantes además de ser la primera. Cuando nos levantamos, necesitamos alimentos que nos proporcionen energía suficiente como para compensar la pérdida de calorías durante el sueño, las horas que hemos pasado durmiendo sin comer y la carencia de vitaminas y otros nutrientes. Los diferentes tipos de desayunos varían considerablemente según en cada parte del mundo. En Occidente nos decantamos principalmente por los cereales, hidratos de carbono, zumos de fruta y leche, en cambio, en Oriente y buena parte de Centroamérica y Sudamérica utilizan el ingrediente estrella y omnipresente en todos los países: el arroz.

Ventajas de desayunar arroz: aporta mucha energía, es un cereal económico, ligero pero saciante, tiene mucha fibra y además es muy digestivo. Además, podemos aprovechar esfuerzos y cocer bastante cantidad para luego guardar para toda la semana. De esta forma, cada mañana podemos mezclarlo con un sin fin de ingredientes.  Si queremos prepáralo dulce lo podemos mezclar con leche, azúcar, miel, frutos secos o fruta deshidratada, también con fruta fresca. Para los que acostumbran a desayunar salado también se abre un abanico de posibilidades como añadirle fiambre (pavo, jamón York, etc.) queso fresco o queso curado, maíz, atún, frutos secos y acompañarlo con semillas de sésamo o alguna salsa de yogur por ejemplo.

También podemos tomar arroz para el desayuno de muchas otras formas, por ejemplo, en forma de cereales procesados, barritas energéticas de muesli, arroz inflado, etc. Los cereales en grano aportan una energía más duradera al no estar procesados y cocerse el tiempo justo. Les siguen los copos y las sémolas, además de los productos más procesados, como los cereales de desayuno y los elaborados con harinas como galletas, bizcochos o bollería que en general son muy azucarados o contienen grasas vegetales.

También puedes ponerte manos a la obra y procesar tu mismo el grano de arroz para convertirlo en una de sus variantes como el arroz inflado o preparar barritas de muesli energéticas caseras, con menos azúcares y grasas que las que suelen comercializarse. Preparar arroz inflado es bastante elaborado, requiere tiempo, pero los ingredientes y los pasos son muy sencillos de seguir, aquí os dejamos una receta. Además, puede ser una buena alternativa de desayuno para las personas celíacas que no pueden tomar gluten. En cuanto a las barritas de muesli, podéis ser creativos en la selección de ingredientes en cuanto a cereales y frutos secos, aquí os dejamos alguna propuesta

Como curiosidad, en Japón, el Ministerio de Agricultura promueve el consumo de arroz como desayuno tradicional entre sus habitantes, mediante carteles con el lema “Have a rice day”, en alusión a la expresión inglesa “Have a nice day” (“Ten un buen día”). Apuesta por desayunar sano y empieza a incorporar el arroz como primera comida del día, tu cuerpo lo agradecerá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>