Ensaladas de arroz

Después de los atracones navideños llegan los buenos propósitos para el 2014 y cabe destacar que entre los más repetidos está el de empezar una dieta saludable, hacer deporte, estudiar idiomas o dejar de fumar. Y es que con toda la energía e ilusión de estrenar año, enero es el mes ideal para empezar el año por ejemplo cuidándonos un poco más en lo que respecta a nuestra alimentación, no solo para bajar esos kilitos de más que nos dejaron los Reyes Magos, sino para sentirnos mejor con nuestro cuerpo y mente. Ojo con las famosas dietas milagros porque no solo no funcionan, sino que pueden ser perjudiciales para nuestra salud. Los expertos recomiendan combinar una dieta equilibrada ligera en grasas y practicar algún deporte regularmente.

Para empezar una dieta equilibrada que nos aporte todo los nutrientes y energía que necesitamos y que además nos cuide, es indispensable incluir el arroz como cereal y base de muchos platos como por ejemplo las ensaladas de arroz, una receta fácil, rápida y con bastante capacidad de improvisación.

Ensalada-arroz

Las combinaciones del arroz cocido, principalmente el de grano largo o integral, con productos jugosos de sabroso contenido graso, como por ejemplo el atún, el salmón o el queso, junto con las hortalizas y frutas frescas como la lechuga o el aguacate, sin olvidar sus sabrosos aliños a base de aceite de oliva virgen, vinagre balsámico o unas simples gotas de limón hacen de este plato una opción refrescante para verano, además de ligera y rica en nutrientes para el resto del año. La ensalada de arroz no solo es una buena opción para cuidar nuestra línea, sino también es el candidato ideal como entrante o primer plato en una velada gastronómica cualquiera, también como guarniciones de segundos o por ejemplo como colofones de una comida, que es como suele gustar la ensalada en Francia.

Sin duda, una ensalada de arroz es una buena oportunidad nutritiva de sabores muy variados y para todos los gustos: de pescado, de hortalizas, de frutas, con frutos secos, con huevo, etc. Además, es fácil de preparar y relativamente rápido según el tiempo de cocción que requiera el tipo de arroz que vayamos a utilizar (corto, largo, integral, basmati, de jazmín, arroz salvaje, etc.) Para acompañarlo solo necesitamos abrir nuestro frigorífico y echar un vistazo a nuestras existencias de fruta y verdura frescas o también podemos rebuscar en el fondo del armario entre los botes de conservas (setas, atún, guisantes, pimientos piquillo, espárragos blancos, etc.) Las combinaciones tanto clásicas como innovadoras pueden ser infinitas.

En resumen, solo hay que echarle un poco de imaginación y ganas de experimentar con un arroz blanco cocido para que se convierta en una fabulosa ensalada de arroz. Aquí os dejamos algunas sabrosas ideas para que os inspiren este inicio de año lleno de buenos propósitos: ensalada de arroz integral con espárragos y atún, ensalada de arroz con huevo y mayonesa, ensalada nórdica con salmón y aliño de eneldo, ensalada de arroz con gambas al curry.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>