La siega del arroz

DSC_0299_para blog

Llega el mes de septiembre en Sueca y los arrozales se visten de gala con sus espigas doradas al sol. Se acerca la época de la siega y la cosecha del arroz, el momento más esperado para agricultores y productores que han estado durante todo el año cuidando y mimando este cereal tan preciado.

Este año la siega se ha hecho esperar debido al mal tiempo que hizo durante el mes de mayo, el mes de la plantà (la siembra) hecho que según los agricultores puede influir en la producción pero no en la calidad. La climatología es una de las variables que puede afectar considerablemente en el ciclo del arroz tanto en el momento de la siembra como durante la siega y este año este hándicap ha generado la incertidumbre entre los agricultores suecanos y aunque se han visto obligados a retrasar la cosecha, aseguran que ésta será de muy buena calidad.

De Lucía cuenta con sus propios recursos para que la siega del arroz variedad Albufera se lleve a cabo en sus mejores condiciones. La jornada de los agricultores empieza al amanecer cuando el arroz tiene su punto adecuado de humedad, y se acaba al atardecer por el mismo motivo. Se trabaja a tiempo completo y sin descanso para cumplir con las necesidades de recogida del arroz y que culmine en el tiempo estimado. Un equipo de jornaleros de entre 8 y 10 personas expertas en el cultivo del arroz son las encargadas de llevar a cabo esta tarea. La recogida se realiza con la ayuda de las más modernas maquinarias que siegan el arroz de la manera más eficiente.

Siega arroz

Postal costumbrista de la siega

Atrás queda la cosecha manual con solo una hoz y las manos arduas de centenares de agricultores, un proceso para el cual se necesitaba mucha más mano de obra y más jornadas bajo el sol. Con la llegada de los años sesenta y de las maquinas segadoras esta postal costumbrista de Sueca cambió radicalmente, optimizando y mecanizando este proceso hasta nuestros días.

Una vez recogido se seca y se almacena. En la mayoría de variedades de arroz, el secado se lleva a cabo en las cooperativas mediante un proceso mecanizado. En cambio, en el arroz De Lucía variedad Albufera el secado es artesano, extendiéndolo al sol, para posteriormente ser molido y separado de la cáscara. Una vez pulido el grano está preparado para almacenarlo en su punto optimo de humedad para que conserve todas sus propiedades. A partir de este momento está listo para su venta y consumo.

Un proceso tradicional que año tras año se adapta a los nuevos tiempos pero que conserva la esencia de nuestros antepasados por el cuidado y mimo dedicado a cada grano de arroz.

secadero de arroz tradicional

Secado de arroz de forma artesanal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>